seguridad-volanteA veces el apuro por llegar al destino, el descuido en el mantenimiento del vehículo, o las pequeñas distracciones que suceden a nuestro alrededor conspiran contra nosotros, generando accidentes de tránsito que ponen en riesgo la vida de todos. En Trascender Seguros no queremos que formes parte de las estadísticas, por eso te traemos una serie de consejos prácticos que iremos desarrollando a través de los siguientes newsletters, para conducir con seguridad.

seguridad dentro del vehículo: se repitió hasta el cansancio, pero nunca está de más repetir que antes de salir conduciendo, hay que ponerse el cinturón de seguridad! Reduce en un 50% las probabilidades de perder la vida: evita que salgas proyectado del auto en caso de accidente, reduce el riesgo de lastimarse en el interior del mismo, y previene que los pasajeros de atrás impacten contra los de delante. Precaución: no lleves niños en las rodillas ni dentro del cinturón; no lo lleves suelto u holgado, no te protegerá; asegúrate que el cinturón no esté torcido y las correas se deslicen con facilidad.

la regla de los 5 segundos: es importante una distancia correcta entre los vehículos para evitar choques por alcance. Según el Centro de Seguridad y Experimentación Vial (Cesvi), esta es una de las primeras causas de choques: al haber poco distancia entre los rodados, no tienen tiempo de frenar o maniobrar. Según ellos, para evitar esto hay que poner una distancia con el vehículo de delante de cinco segundos, y para calcular esa distancia sugieren tomar punto de referencia fija, por ejemplo un cartel. Si estas metido en un embotellamiento y no podés mantener esa distancia, Cesvi recomienda mirar el rodado que está 2 vehículos por delante para anticiparse a cualquier situación de peligro y poder maniobrar.

evitar distracciones del acompañante: es importante que los pasajeros del vehículo se comporten correctamente: algunos hablan demasiado o exigen que los escuches;  los chicos gritan, saltan o pelean (cuando deberían estar sentados con el cinturón de seguridad), y en vez de mantenernos atentos, nos hacen perder la concentración.  Un golpe accidental (algo tan tonto como una patada en el respaldo del asiento) o el exceso de ruido, puede hacer que te desconcentres en el manejo, terminando en accidente. Evitá esto recordándole a tu acompañante que estás conduciendo, por lo que la conversación se tiene que mantener en un tono moderado; y explicale a los chicos la importancia de portarse bien en el auto.

En el próximo newsletter te traeremos más consejos para una conducción segura!